Testimoniales

       

“Soy otra persona, con fuerza de voluntad, ganas de luchar y salir adelante…”

Mi nombre es Adriana, tengo 33 años, y soy médico.  Durante toda mi vida he tenido problemas de sobrepeso, recuerdo mi primera cita a un nutricionista fue en cuarto grado.  Siempre perdía peso, y volvía a ganar más.  Todas las dietas las intenté, pero siempre subía más.  Luego tuve 2 embarazos y con estos aumenté mucho más peso.  Llegué a un punto donde estaba deprimida, no salía, no tenía energía, y la palabra ejercicio era una tortura.  Estaba con pre diabetes, y pre hipertensión, y realmente me asustaba pensar en mi vejez.  Llegué a pesar 228 libras, y realmente me sentía mal, con la autoestima baja, y buscaba en el comer un refugio, y me considero una persona que come por emociones. 

Varios médicos me mencionaron de la posibilidad de hacerme la cirugía, así que un día busqué al Dr. Ariel Rivera Aguerri y decidí hacerla. Despues de la cirugia, es increíble el cambio y la mejoría que he tenido en todos los aspectos de mi vida.  Tengo energía, asisto a un gimnasio 3 a 4 veces por semana, e incluso puedo correr sin que me duelan las articulaciones.  Puedo jugar con mis hijas, puedo ponerme un traje de baño.  Mi condición de salud general ha mejorado sustancialmente, mi presión arterial regresó a ser normal, mis exámenes de sangre son normales. El poder comprar ropa sin frustración o miradas de la gente, y la percepción de los demás hacia uno es completamente diferente.  Como persona gordita siempre te discriminan, hacen comentarios, burlas, te hacen sentir mal. Muchas personas cercanas me han dicho que he perdido 10 años en edad, que parezco una chiquita, y otras ni siquiera me reconocen en la calle.

Hoy, 7 meses después de perder 85 libras, soy otra persona, con fuerza de voluntad, ganas de luchar y salir adelante, y dispuesta a probar cosas nuevas, que por mi peso nunca imaginé poder realizar.  Hago ejercicio, y si no lo hago, me siento mal.  Tengo una mejor autoestima y siento que la vida ha cambiado para mí.  He vuelto a vivir, y ya no me muero por comer.

Antes Después

Martha: "Mi experiencia con el Bypass Gástrico"

Me llamo Martha:  pesaba 146 kilos.  Había hecho infinidad de dietas sin resultados, era diabética  tipo II, me inyectaba 60 unidades de insulina en la mañana y en la noche (no cabía en la jeringa!), tomaba 6 pastillas diarias para la diabetes, una para la presión otra para los riñones, o sea, infinidad de productos consecuencia de mi obesidad, de mi enfermedad, adicionalmente  soy asintomática o sea que no tengo síntomas de mis enfermedades.

En la última visita a mi endocrinólogo- ya que amanecía con el azúcar en 250, y la presión alta me dijo que no podía darme más medicamentos porque no me iban a hacer nada ya estaba saturada de los mismos.

Me dijo “eres una Bomba de tiempo, es mejor que inviertas en una solución rápida que es un Bypass Gástrico, para que compres años de vida”. Salí del consultorio a ver las posibilidades de hacerme esa operación.  Fui a una conferencia del Dr. Ariel Rivera Aguerri y le pregunté todo lo que necesitaba saber, él me explicó todo y decidí hacerme la operación.

Y como yo soy muy decidida, entonces me hice todos los análisis y le dije al doctor Rivera la fecha que me tenía que operar.

Estoy segura que fue la mejor decisión de mi vida porque he tenido resultados excelentes y rápidos como: he bajado 60 kilos en 10 meses peso 85 kilos actualmente, me eliminaron la insulina totalmente a los cuatro meses, solo tomo una pastilla para la diabetes mientras que termino el proceso de la posible curación de la Diabetes, no toma pastillas ni para la presión ni para nada, me  siento muy activa más bien  eléctrica, soy incansable.

Es como si hubiera vuelto a nacer y estuviera viviendo una vida nueva, la gente se asombra de verme la mayoría no me reconocen. Mi ego esta muy alto, no hay palabras para expresar el logro obtenido con esta operación es la oportunidad de vivir, estar sana y ser una persona normal.

"Mi Nuevo Yo"


Febrero 2008

Mi nombre es Gainer y soy ingeniero químico. Tengo 31 años y toda mi vida fui gordo. Uno no se da cuenta, solo se compra ropa más grande en cada Navidad o cumpleaños y empieza a sacar la “ropa vieja” porque no nos queda. De esa forma llegué a pesar 360 lb(164 kg), era pantalón 50 y camisa 3XL. Tuve varias enfermedades debido a mi obesidad, entre ellas hipertensión, hígado graso, apnea del sueño y desgastes en las rodillas.

Mi personalidad no la dejé opacar por mi gordura pues siempre le doy buena cara a la vida, pero por supuesto uno se pierde de muchas cosas y actividades porque simplemente no son para personas con sobrepeso. No obstante, llegó un momento en que acepté mi gordura y a mí mismo, para no terminar en depresión.

En la Navidad del 2007, mi hermana mi incitó a buscar un doctor para preguntar por la operación y ver de qué se trataba. Yo no fui muy convencido pues nunca consideré que la operación fuera una opción para mí. De esa forma llegue con el Dr. Ariel Rivera del Centro Bariátrico y averigüé todo lo que necesitaba saber. En mi caso se requería de un bypass gástrico. Pedí el apoyo de mi familia y su opinión y fijé la fecha de la operación.


Diciembre 2008

Decidí tomar un mes para prepararme, en el cual hice un poco de dieta y me cuidé mucho, pero sobre todo fui preparándome sicológicamente para aceptar el cambio que iba a hacer y las mejorías para mi calidad de vida. Me operé en marzo del 2008 y nueve meses después solo puedo decir las maravillas que he vivido. He bajado 62 kg, soy talla 36 de pantalón y camisa L. He descubierto todo un mundo de actividades que me prohibía hacer por mi obesidad, he descubierto hasta las venas de mis brazos y mi autoestima está mejor que nunca.

Dejé de ser hipertenso a los 22 días de la operación, mis exámenes de sangre son normales, duermo como un niño pequeño y mis problemas en las rodillas son mínimos. Esta operación es un éxito! Pero uno debe estar convencido de que es la solución del problema. Es muy importante hacer el cambio mental, aprender a comer bien, incluir una rutina de ejercicios en la vida cotidiana, no es necesario que sea mucho pero si periódicamente. La cirugía bariátrica ha cambiado mi vida y en un tiempo increíblemente corto.

"Mi nuevo Yo en 2009"

Antes

Septiembre 2007

 

Después

Enero 2011

 

 

"Me siento cada día mejor"

Hace aproximadamente 3 meses me hice la Cirugía de Manga Gástrica Pesaba 150 kilos. En ese momento tenía muchos problemas de presión alta y obesidad mórbida grado 4. He perdido casi 30 kilos y ya me dan ganas de hacer de todo tipo de cosas entre ellas el ejercicio. En cuanto a la comida, como muy poco y me lleno muy fácil, como casi de todo, evitando grasa y azúcares, me he acostumbrado fácil. Lo más feo de la cirugía son los llamados achaques que según dicen son como los que le dan a las mujeres cuando están embarazadas pero ya casi no me dan. Desde el día de la cirugía, no me ha dolido nada, de hecho ni siquiera me pusieron costuras sino una goma especial que usan los doctores, las heridas ya ni se ven. Algo un poco incómodo es andar una sonda por donde se evacua sangre pero es solo los primeros 7 días y después se la quita el doctor a uno y no duele. Ahora voy al gimnasio todos los días con la esperanza de que la piel se me acomode y no tenga que hacerme la cirugía para recortar piel que sobra, y la presión se me estabilizó. Y me siento cada día mejor. Alvaro Sandoval.

"9 meses después, soy otra"

Mi nombre es Lourdes Fernández. Fuí operada de una manga gástrica en diciembre 2009, después de una horrible pesadilla de 85 Kg. de peso. Hoy, 9 meses después, soy otra, peso 25 Kg. menos y me encuentro en un índice de masa corporal normal. Agradezco eternamente la colaboración del Dr. Rivera como excelente profesional y un magnifico trabajo.

Muchas Gracias

"La atención que recibí por parte del Centro de Cirugía Laparoscópica fue siempre ágil y cordial"

Mi nombre es Milena Picado O., soy abogada, a inicios de mayo del 2010 el Dr. Rivera me retiró quirúrgicamente mi vesícula, esto porque un mes atrás por medio de una radiografía me detectaron algunos cálculos. Contaba con buenas referencias del doctor ya que había intervenido a varias personas cercanas con resultados satisfactorios.

Hoy a menos de dos semanas de esta intervención siento que tengo una recuperación casi completa y el dolor fue ocasional. La atención que recibí por parte del Centro de Cirugía Laparoscópica fue siempre ágil y cordial. Me siento muy agradecida por el servicios prestado por el Dr. Rivera Aguerri, ya que esta cirugía evitó mayores complicaciones en mi salud. Saludos y gracias por todo, Milena.

"Fue una de las experiencias mas satisfactorias "

Para mi fue una de las experiencias mas satisfactorias en cuanto a cirugía se refiere, de forma sorprendente, a las pocas horas de mi operación pude incorporarme sin dolor ni molestias y a la semana normalicé mi vida, no tengo ninguna cicatriz y resolví mi problema de salud radicalmente.

Recomiendo firmemente el tipo de cirugía y sobre todo el trato humano, atención personalizada, expedita y profesional del Doctor Rivera, entre otras virtudes que puedo enumerar.

Laura García Molina

"Mi cirugía de Hernia Inguinal- La atención que recibí fue excelente"

Me llamo Paul Soto. El día 8 de diciembre de 2009 fui operado de hernia inguinal por el Dr. Ariel Rivera Aguerri, en el Centro Cirugia Laparoscopica. La atención que recibí fue excelente. Personalmente no tuve que hacer ninguna gestión para el seguro médico.  Ellos se encargaron de todo. Simplemente me presenté en el Hospital CIMA a las 7 am para realizar el trámite de ingreso, luego esperé poco tiempo para ser operado y aproximadamente a las 1:30 pm ya estaba listo para regresar a mi casa. No tuve ninguna reacción negativa con la anestesia. Desperté tranquilo, sin dolor y pude caminar sin ningún problema.  Durante los dos siguientes días tuve algunas molestias propias de la operación, pero el Dr. Ariel Rivera siempre estuvo anuente a atender mis consultas por teléfono y esto me dio mucha tranquilidad.  Al tercer día, las molestias fueron disminuyendo y me sentí perfectamente, claro está que manteniendo un reposo relativo durante tres semanas, tal como me lo indicó el Dr. Rivera.  Después  un mes y medio de la operación puedo asegurar que la operación fue un éxito total; me siento muy bien y estoy muy agradecido con el Centro de Cirugia Laparoscopica y particularmente con el Dr. Ariel Rivera.

Puedo dar testimonio del excelente trato a través de todo el proceso.

Fui diagnosticado con una hernia umbilical por un cirujano en los EE.UU. A pesar de que quería hacer la reparación por vía laparoscópica, el cirujano sólo hacia la reparación por el método abierto, lo que significa una mas lenta recuperación. Además, el alto deducible de mi seguro no cubriría el alto costo de la cirugía en mi país.

Después de mucha investigación en Internet sobre el turismo médico, me decidí por Costa Rica, donde hay buenas instalaciones y médicos, además de ser un viaje mas accesible a si hubiera viajado a Tailandia o la India. Se estrechó mi elección entre dos cirujanos, cada uno con  calificaciones y estimaciones de costos similares.  Elegí al Dr. Ariel Rivera Aguerri por su disponible para hablar conmigo con antelación, y también porque su agenda quirúrgica se acomodaba a mis fecha de viaje.

Llegue a San José el lunes, y tuve mis primeras pruebas y exámenes el martes, y la cirugía el miércoles. Tuve la oportunidad de salir del hospital esa misma tarde, con poco dolor. El Dr. Rivera se reunió conmigo el día siguiente para revisar las incisiones y reemplazar las vendas, y de nuevo cuatro días más tarde antes de mi partida. Puedo dar testimonio del excelente trato a través de todo el proceso. El personal de la Cima fueron también excelentes.

El costo total de los tratamientos que recibí fue alrededor de un tercio de lo que hubiera sido en mi país, y en al final el costo que debí pagar, fue casi un 20% menos de la estimación pre-operatoria.

Kirk Benson

"Gracias por una experiencia tan satisfactoria"

Mi nombrees Mark Rathe y soy farmacéutico. Hace poco recibí los servicios del Centro de Cirugía Laparoscópica del Dr. Rivera, en relación a mi hernia inguinal. Mi experiencia superó mis expectativas. Como yo no tenía pruebas de sangre o rayos X antes de llegar a Costa Rica, la oficina del Dr. Rivera me los coordinó para el día antes de la cirugía. Siguiendo las instrucciones que recibí, llegue al hospital una media hora antes de la primera cita. Ahí me esperaba Nora, una secretaria del doctor Rivera. Ella me guió a través del proceso. Tengo pocos conocimientos de español, pero Nora hablaba perfectamente el inglés, lo cual fue muy útil cuando tuve preguntas. En menos de 90 minutos había terminado y en camino de regreso al hotel cercano. Para cuando tuve la cita medica en la tarde con el internista y el Dr. Rivera, los resultados de los exámenes ya estaban disponibles, incluyendo las radiografías analizadas por el radiólogo. Con las dos citas no tuve que esperar, de hecho ví a los médicos antes de la hora asignada. Al día siguiente, fui escoltado a la zona de admisión para la cirugía. Allí, el personal fue muy servicial y otra vez, no tuve que esperar. Al poco tiempo estaba de vuelta de la cirugía y mi esposa se unió a mí, después de haber sido informado por el Dr. Rivera del éxito de la cirugía. Mientras me recuperaba el Dr. Rivera llegó a contestar cualquier pregunta. Al poco tiempo, me dieron de alta y me trasladaron al vehículo que había sido arreglado para que me llevara de vuelta a mi hotel. El Dr. Rivera llegó a mi habitación de hotel al día siguiente como seguimiento a mi cirugía y para responder a mis preguntas. Después de otro día volví a casa en Florida, USA. preguntas Mis preguntas vía correo electrónico son respondidas con prontitud, incluso los domingos. Doy mi más alta recomendación del Dr. Rivera y de su Centro de cirugía Laparoscópica y del Hospital CIMA. Todos son del mas alto nivel de calidad y profesionalismo. El proceso fue muy fluido y ágil y siempre fui tratado con respeto. Como yo estaba pagando de mi bolsillo este procedimiento, los precios que encontré fueron mucho mas baratosque lo que hubiese tenido que pagado en mi país. Gracias por una experiencia tan satisfactoria.

"Pude volver a tomar las riendas de mi vida"

Mi contacto fue hace un ano cuando presente un sagrado digestivo bajo muy severo por diverticulitis. Así gracias a Dios y al colega Ariel Rivera me saco de un cuadro de Emergencia y pude volver, tras un largo camino de vicisitudes retornar, poco a poco a tomar las riendas de mi vida.

Mi agradecimiento es enorme y eterno, reconociendo en el Dr. Ariel Rivera su capacidad como medico y como cirujano, como el medico preocupado por su paciente, su tenacidad y mil gracias,

Atentamente,

Dr. Nicolás Meza Páez.
Código CMC 522

"Muchas gracias por prestar un servicio y cirugia de tan alta calidad"

Recientemente me sometí a una tiroidectomía con el Dr. Ariel Rivera. Es importante destacar la dedicación del Dr. Rivera a sus pacientes. Ahí estuvo en todo momento para evacuarme de dudas. La operación salió muy bien y mi experiencia fue gratificante (a pesar de ser una cirugía). Muchas gracias por prestar un servicio de tan alta calidad.

Atentamente,

Andrea F. Rodríguez